Portfolio 1

Muchas fachadas en Barcelona están protegidas por ordenanza del Ayuntamiento, pero no el edificio completo. En estos casos se les permite a los arquitectos demoler un edificio siempre que la fachada permanezca intacta. El apartamento aquí mostrado se encuentra en uno de tales edificios: la fachada data de principios del siglo XX, pero en su interior no se encuentran vestigios del pasado. Las características de construcción e instalaciones siguen los estándares que se pueden encontrar en todo edificio de viviendas moderno en cualquier parte del mundo.

El objetivo de este proyecto fue crear un ambiente interior contemporáneo, con pocas referencias al origen del edificio.

Materiales: madera, mármol, bronce, vidrio, terciopelo.

Colores: oro, azul de Prusia, rojo Borgoña, negro humo, blanco arena.

Fotos de Roberto Ruiz

1DSC_9981
2DSC_0004
3DSC_0036
3DSC_0061
4DSC_0074
5DSC_0119
5DSC_0143
6DSC_0167